¿Debemos estirar después de entrenar?

Tradicionalmente (y en muchas ocasiones hoy día), cuando vamos a realizar una actividad física intensa, principalmente en los deportes colectivos como fútbol, baloncesto, etc., incluimos los estiramientos como una parte fundamental del calentamiento. Estiramiento estático – activo del cuádriceps. Sin embargo, realmente deberíamos preguntarnos… ¿Sirve estirar durante el calentamiento? ¿Mejora nuestro rendimiento como se dice? Y si es así, ¿qué estiramientos son los que debemos realizar?

En un artículo publicado en la Revista Internacional de Ciencias del Deporte (International Journal of Sport Science) en enero del 2010, se estudió el “efecto agudo del estiramiento sobre el sprint en jugadores de fútbol de división de honor juvenil”. En este artículo se analizaron 3 grupos, de manera que durante el calentamiento realizaban 3 rutinas diferentes de estiramientos: estáticos-pasivos, estáticos-activos y dinámicos, para posteriormente valorar entre otras cosas el tiempo tardado en realizar un sprint de 10 y 30 metros.

En este sentido, los resultados de este estudio han afirmado que las técnicas de estiramiento estáticas (pasiva y activa) afectaron negativamente al rendimiento en una o más acciones testadas, no siendo el caso para la técnica dinámica, ya que ésta afectó positivamente en el rendimiento.

Similares resultados fueron observados por Fletcher y Anness (2007), quienes obtuvieron un descenso significativo en el rendimiento del sprint de 50 m tras la realización de un protocolo de estiramientos estáticos, y Little y Williams (2006) informaron de un aumento en el tiempo del sprint de 20 metros tras una rutina de estiramientos pasiva en jugadores de fútbol profesionales.

Existe una ligera evidencia científica que sugiere que el efecto agudo del estiramiento muscular puede afectar negativamente al rendimiento de diferentes esfuerzos máximos, como por ejemplo, la máxima contracción voluntaria concéntrica, la altura del salto vertical y la velocidad de carrera.

Una posible explicación al negativo efecto del estiramiento estático sobre el rendimiento podría estar en el descenso de la rigidez de la unidad músculo-tendón.

Por lo tanto, como respuesta a las preguntas planteadas previamente, podemos indicar que se sugiere la necesidad de incluir ejercicios de estiramientos dinámicos como parte fundamental de la preparación previa a toda actividad deportiva por su contribución al aumento de la temperatura corporal, a la mejora de la coordinación muscular, la optimización del ciclo de estiramiento-acortamiento y al aumento del rango de movimiento, lo cual se refleja en una mejora del rendimiento y que no sucede con estiramientos estáticos (pasivos y activos).

CONTACTA

Contacta con Lagares Trainer ¡Te respondemos lo antes posible!

Not readable? Change text. captcha txt
0